was successfully added to your cart.

La Alimentación es fundamental en todos los seres vivos, tanto en los animales como en los Seres Humanos, y es por ello que debemos tener una dieta equilibrada, lo que muchas veces es referenciado como Buena Alimentación, siendo fundamental su cumplimiento para el desarrollo de la vida y de las distintas actividades cotidianas.

¿Qué es una buena nutrición?

Una buena alimentación significa que tu cuerpo obtiene todos los nutrientes, vitaminas y minerales que necesita para trabajar correctamente. Para ello debes aprender a planear tus comidas y colaciones inteligentemente, de modo que sean ricos en nutrientes y bajos en calorías.

Se suele vincular justamente a la Buena Alimentación con los deportes, a una vida con ejercicios ya que se suelen adoptar Dietas Equilibradas para poder suplementar estas actividades físicas, mientras que por el contrario los desequilibrios alimenticios suelen relacionarse más bien con una Vida Sedentaria y carente de ejercitación física.

Beneficios de una Alimentación adecuada.

• Nos da la vitalidad y la energía necesarias para la vida.

• Nos ayuda a mantener un peso adecuado, de acuerdo a la edad y estatura.

• Estimula el sistema inmunológico.

• Mejora el desempeño deportivo y en general, en cualquier actividad que realicemos.

• Retrasa el proceso de envejecimiento.

• Nos permite estar activos y en forma durante la vejez.

• Ayuda a combatir el cansancio y la fatiga.

• Protege los dientes y mantiene sanas las encías.

• Mejora la habilidad de concentración y los posibles cambios de humor.

• Reduce el riesgo de contraer enfermedades graves como ataques al corazón, ciertos tipos de cáncer, diabetes en la edad madura y enfermedades de la vesícula biliar, entre otras.

Reglas básicas para una buena alimentación

• Bajo en grasa

Los nutriólogos coinciden en que comer menos grasas saturadas, en alimentos fritos, mantequilla, crema, margarina y aceites es una forma de hacer llevar una dieta saludable y la bajar de peso. Disminuir el consumo es en particular, importante para el corazón.

• Carbohidratos y almidones

Hemos olvidado lo importante que son el arroz, la pasta, las papas, el pan y los cereales para nuestra salud. Anteriormente se creía que el almidón era dañino, pero hoy se sabe que puede llegar a ser tan importante en una dieta adecuada, como la fibra.

• Alto contenido de fibra

Aunque a veces no nos guste, la fibra mantiene nuestro aparato digestivo en movimiento y ayuda a bajar el colesterol, a prevenir los cálculos biliares, el cáncer de intestino y a mantener nuestro peso bajo control. La fibra se encuentra en cereales, en arroz integral, cebada, lentejas, frijoles y verduras.

• Vitaminas, minerales y antioxidantes

Las verduras, frutas y granos contienen una gran cantidad de vitaminas y minerales que funcionan como antioxidantes. Numerosos estudios muestran que las personas que comen muchas legumbres y frutas tienen tasas más bajas de enfermedades del corazón y cáncer.

• Consumo moderado de azúcar

El azúcar en cantidades modestas añade sabor y es un combustible útil para las personas activas. Sin embargo, consumirla en exceso agrega kilos no deseados y puede desplazar otros alimentos más importantes. En forma masticable, el azúcar también puede causar caries.

• Poca sal

La dieta moderna está cargado de sal y esto es perjudicial para el corazón. El 75% de la ingesta total de sal proviene de alimentos comerciales cotidianos; por lo tanto es imperativo comprar productos de sal reducida o sin sal agregada.

 

 

Leave a Reply